lunes, 15 de diciembre de 2014

Capítulo 63.




Veronica Reed

Era un martes como otro cualquiera con la diferencia de que mi querida amiga/compañera de piso Eli había salido con su chico y me había dejado sola en aquel apartamento, rodeada de mis apuntes de la universidad. Tenía puesta la radio para entretenerme mientras copiaba de nuevo todas mis notas a limpio pero aún así, se me estaba haciendo una tarde-noche eterna. Escuché un pitido que indicaba que acababa de recibir un mensaje de Whatsapp y me puse a rebuscar debajo de los papeles hasta que encontré mi teléfono móvil. Deslicé el dedo sobre la pantalla táctil para desbloquearla y encontrarme con un mensaje de Liam. Acepté sin dudar y bajé de la cama para ir directa hasta la ducha. Me vestí de manera informal –unos vaqueros pitillo, un jersey de cuello alto porque ya hacía bastante frío y unas botas a juego– ya que suponía que no iríamos a ningún restaurante elegante. Me recogí el pelo en un moño y me maquillé ligeramente. Estaba echándome un poco de colonia cuando sonó el telefonillo. Salí corriendo del baño hasta la puerta y descolgué.

-¿Quién? –pregunté.
-Soy yo, Ron. ¿Estás lista?
-Bajo en un minuto.-contesté.

Volví a mi habitación para coger un bolso pequeño y meter la cartera y el móvil. Me puse un abrigo, cogí las llaves y salí de casa, cerrando la puerta tras de mí. Como solía hacer, no cogí el ascensor para bajar desde el segundo piso. Bajé las escaleras y me le encontré apoyado en la pared de la calle. Abrí la puerta del portal y le saludé con una sonrisa.

-Hola.
-¡Menos mal! Estaba a punto de morir congelado.-se quejó medio riendo.
-Eres un exagerado.-afirmé antes de que él besara mi mejilla.
-Ahora te va a tocar pagar la cena a ti, por meterte conmigo.-
-Entonces mejor me vuelvo a casa.-hice un ademán de sacar las llaves del bolso para abrir la puerta, bromeando.
-Oh venga, Ron, solo estaba de broma.-sonreí levemente antes de girarme para tenerle frente a mí de nuevo.
-¿Piensas llevarme a cenar o nos vamos a quedar aquí toda la noche? –él rodó los ojos y yo reí.

Nos montamos en su coche y, tras unos minutos conduciendo acompañados por la música que ponían en la radio, llegamos a un pequeño restaurante: tal y como yo pensaba, algo informal.

Decidimos en seguida que queríamos cenar cada uno y una camarera muy amable pero que prácticamente babeaba por Liam, nos trajo la comida unos minutos después. Pasamos toda la cena hablando de nuestras cosas, como hacíamos al principio del todo, cuando yo aún no sabía que el chico de ojos marrones me estaba enamorando poco a poco con esa sonrisa tan adorable que le caracterizaba.

Terminamos de cenar y, al final, conseguí que pagáramos a medias. Volvimos a su coche y fuimos en silencio prácticamente todo el camino aunque no era un silencio para nada incómodo.

-Ha sido una noche divertida.-dije cuando estacionó el coche frente a la puerta del portal de mi apartamento.
-La verdad es que sí.-coincidió conmigo.
-Gracias por traerme.-agradecí y llevé mi mano hasta la puerta para abrirla y salir.
-Ron.-me llamó y volví a mi posición anterior.- Tengo algo que decirte.-fruncí el ceño mirándole.
-¿De qué se trata? –pregunté.-
-Es sobre.-se rascó la nuca, visiblemente nervioso.- Bueno, sobre lo que estuvimos hablando hace unas semanas.-

Ahora la que se había puesto nerviosa era yo. Sabía perfectamente a lo que se refería… ¿acaso ya se había aclarado? Me daba miedo, muchísimo miedo que hubiera descubierto que lo que decía sentir por mí no fuera más que amistad, no podría soportar tener que comportarme solamente como una amiga para siempre.

-Creo que ya no necesito más tiempo, Ron.-habló, notaba su mirada puesta en mí a la vez que yo era incapaz de mirarle a él, por lo que mantenía mi vista fija en un punto cualquiera de la calle que tenía frente a mí.-Mírame.-pidió pero no obedecí, provocando que él colocara su mano en mi barbilla para hacerme mirarle.
-Liam, creo saber qué es lo que.-sus labios sobre los míos me impidieron terminar mi frase.
-Ya sé lo que quiero.-murmuró aún demasiado cerca de mis labios.- Y te quiero a ti.-no pude evitar sonreír ante aquellas palabras. Llevaba demasiado tiempo esperando a que salieran de su boca.
-¿Y si ahora soy yo la que no quiere nada contigo? –susurré divertida, haciéndole sonreír.
-Vamos, estoy intentando pedirte que empecemos algo serio, ¿vas a decirme que no? –sus manos descansaban en mis mejillas, sin dejar que perdiéramos el contacto visual.
-Me has hecho esperar mucho tiempo, Payne.-le recriminé.
-Lo sé y lo siento. Algunas veces somos tan idiotas como para no darnos cuenta de lo que necesitamos cuando lo tenemos delante.
-Tú eres un experto.-murmuré sonriendo.
-Deja de meterte conmigo, ¿no? –mi sonrisa se hizo más grande y esta vez, fui yo la que unió sus labios con los míos.
-Te invitaría a subir pero Eli habrá llegado ya.
-Eso suena a excusa barata.-dijo y reí.- ¿Te llamo y salimos mañana a algún sitio? –negué con la cabeza.
-Mañana tengo clase y un montón de cosas que estudiar, época de finales.-expliqué.- Pero nos vemos en la fiesta del viernes.-él asintió.- Y puedes llamarme de todas formas.
-Lo haré.
-Genial.

Ambos sonreímos y volvimos a besarnos un par de veces más antes de que yo saliera del coche y subiera a mi apartamento con una sonrisa imborrable en mi cara.

Louis Tomlinson

Sonó el timbre y me apresuré a salir de la cocina para recibir a mi chica. Abrí la puerta y me la encontré sonriendo, lo que me hizo sonreír a mí también. Antes de entrar, ella se giró para despedirse con la mano de su “novio oficial” y después, entró en casa. Sus labios chocaron con los míos en cuanto cerré la puerta. Mis manos fueron a parar a su cintura, levantándola levemente del suelo mientras nos besábamos.

-Hola.-murmuró cuando nos separamos.
-Hola.-contesté y ambos reímos.- ¿Y eso? –pregunté con el ceño fruncido cuando la ví dejar en el suelo una bolsa de deporte.
-Me quedo a dormir.-la miré alzando una ceja.- Ahora te cuento todo, impaciente.-dijo.- Pero primero vamos a cenar, ¡me muero de hambre! –exclamó intentando empujarme hasta la cocina.

Por increíble que sonara, había sido capaz de cocinar un plato de pasta y algo de pollo así que, lo llevamos todo a la mesa que tenía preparada en el salón y nos sentamos a cenar.

-¿Vas a explicarme eso de que te quedas a dormir? –pregunté curioso, metiendo una pinchada de comida en mi boca.
-Sam iba a celebrar el cumpleaños de su novia, evidentemente no va  a volver a dormir en su casa.-explicó obvia.
-¿Y tu querido padre te ha dejado? –dije en tono divertido provocando que me sacara la lengua, igual que una niña pequeña.
-Si te cuento lo que me ha dicho, no te lo crees.-habló, haciéndose la interesante.
-Sorpréndeme.-pedí.
-Prácticamente me ha dado permiso para acostarme con mi novio.
-Estás de coña, ¿no? –negó con la cabeza.- Tu padre es un tipo muy raro.-afirmé.- Te castiga por cosas insignificantes pero luego te deja irte al apartamento de Sam.
-Créeme que yo tampoco lo entiendo.-confesó mientras seguíamos cenando.
-Y dime, ¿te gustó mi regalo? –pregunté, cambiando de tema.
-¿Cuál de los dos?
-Ambos.-contesté. Ella sonrió.
-El disco es genial.-admitió.- Does He Knows? es tan nosotros.-dijo mirándome.
-Aplicable tanto a Nick como a tu padre.-los dos nos reímos.
-Pero creo que mis preferidas son Better Than Words y Little White Lies.-asentí con la cabeza.- ¿Has escrito alguna? –quiso saber.
-Esas tres, entre otras.-contesté.- Tus dos favoritas son también aplicables a nosotros.
-¿Me estás llamando mentirosa, Tomlinson?
-Para nada.-dije entre risas.- ¿Sabes cuándo terminamos Liam y yo de escribir Better than words?
-Sorpréndeme.-dijo usando la misma palabra que había hecho yo anteriormente.
-En Australia. La noche que me dijiste que habías terminado con Nick para siempre.
-Estás siendo cursi con todo esto de las canciones, Tomlinson.-dijo divertida.
-Se llama ser romántico, Turner.-contraataqué.- Pero si no quieres que lo sea…tú misma.-hablé.- ¿Qué tal con la talla de mi otro regalo? ¿Te queda bien? –pregunté pícaro.
-Quizás más tarde lo averigues por ti mismo.

Continuamos cenando mientras hablábamos un poco de cómo nos habían ido los últimos días, nunca sin dejar de intentar picar al otro para molestarle, así funcionábamos nosotros.

Terminamos con toda la comida de nuestros platos y entre los dos, recogimos todo, incluyendo el pequeño desastre que había montado en la cocina.

-Podrás venir el viernes a la fiesta, ¿no? –pregunté en cuanto estuvimos acomodados en el sofá, viendo una película en la televisión. El viernes se había organizado una fiesta por el lanzamiento de nuestro tercer álbum y ella no podía faltar por nada del mundo.
-No me lo perdería por nada del mundo.-dijo tumbada en el sofá a lo largo, con su cabeza sobre mis piernas.- Ya nos inventaremos algo Sam y yo.
-Puedes decirle que venga.-propuse.- Que venga su novia también, si quieren, claro.
-Es una idea genial. Se lo diré mañana.
-Perfecto.-besé su frente.

Terminamos de ver aquella película y subimos a mi habitación. Estaba quitándome la camiseta y colocándola sobre una silla cuando la escuché caminando hasta la puerta.

-Ahora vengo.-dijo con una pequeña bolsa que supuse era su neceser y el pijama en la mano.
-Oh, vamos, no me digas que vas al baño a cambiarte.
-Sí, eso mismo.-respondió y reí.-
-¿Ahora te da vergüenza? –me acerqué a ella y le quité las cosas que llevaba en la mano para dejarlas sobre la cama.- ¿O es que no quieres que vea que no te has puesto mi regalo? –bromeé mientras desabrochaba con lentitud los botones de la blusa que llevaba.
-Siempre tienes que salirte con la tuya.-murmuró a la vez que desabrochaba su pantalón y lo deslizaba por sus piernas.
-Lo intento, al menos.-dije divertido antes de besarla.- Justo como imaginaba.-comenté separándome de ella, mirándola de arriba abajo.- Te queda perfecto.-ella sonrió levemente antes de enroscar sus brazos alrededor de mi cuello.
-¿Quién te ha ayudado en la talla? No me trago que lo hayas adivinado solo.
-No necesité ayuda, pequeña. Ya he tenido la ocasión de medirte con mis propias manos.  
-Eres idiota.-dijo entre risas.
-Te encanta que lo sea, puedes admitirlo, prometo no decírselo a nadie, quedará entre tú y yo. Será nuestro pequeño secreto.-bromeé.
-Tendrás que emborracharme si quieres que lo admita.
-No es mala idea. Espérame aquí, voy a por una botella de ron.-hice como si fuera a salir por la puerta pero ella me paró.
-No vas a ir a ninguna parte, Tomlinson.-se inclinó un poco para poder estar a mi altura y atrapar mis labios entre los suyos.

Me hizo caminar hacia atrás, hasta topar con mi cama y caímos los dos.

-No hay quien te entienda, Turner.-murmuré y ella me miró desde arriba, levantando una ceja.- Primero te da vergüenza cambiarte delante de mí y ahora, mírate. Eres una incoherente.-afirmé sonriendo.
-Sabes que te odio, ¿verdad? –hice un movimiento rápido para quedar sobre ella.
-Desde el día en que nos conocimos.-los dos sonreímos antes de besarnos una vez más aquella noche.




¡Hola chicas! Antes que nada...¡perdón por la tardanza! Sé que este capítulo es un pelín corto pero dejadme que os dé una buena noticia: ¡ya estoy de vacaciones! He terminado el curso que estaba haciendo así que tengo mucho más tiempo para escribir y volveré a subir con regularidad, una vez por semana, dos si puedo. Además, tengo otra cosa que deciros, el día 1 de enero, empezaré a subir una nueva fic, sí, en vez de año nuevo, vida nueva, yo digo, ¡fic nueva! Se llamará "Without Limits" y la subiré solo en Whatpadd, pero bueno, ya os iré diciendo cuando se acerque el día... ¿Qué os ha parecido este capítulo? ¡Liam se ha decidido! Ya era hora, 63 dichosos capítulos, pobre Ron, ¡lo que tiene que aguantar! jajajaja Y los otros dos, pues en fin...siguen con sus buenos momentos, lo que me recuerda que en breve -quizás en el siguiente capítulo- la felicidad empezará a desvanecerse como por arte de magia. Muajajaja. En fin, nada más, mucha suerte a las que estéis ahora con los finales y todo eso. Muchas gracias por leer y comentar.
Love,
Sarai.

10 comentarios:

  1. Antes de felicitarte por otro de tus MAGNIFICOS capítulos primero tengo que decirte que a pesar de mi larga "ausencia" *véase wa stuff xd* nunca me he perdido un capítulo de tus fic never ever porque los adoro! 💕
    Y hablando del susodicho capitulo: jahsjskslzldksnslzmksjajzksnsnd y tal que así porque omgggg como me encanta el descaro de Amanda y lo cuties que son Riam 😍
    Eres una escritora genial sunnnnnn!! Y muchas gracias por ayudarme con mi futura locura escrita jajajaja i love u to the sun and back ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta jajajaja
      Riam, ya me los habéis bautizado.
      jajajaja de nada mujer :)

      Eliminar
  2. AWWWWWWWW Ron y Liam!!! GSNBSKQBSBSJDJDBDJSMANDFKENWSAHJSE Fangirling en mayúsculas porque se necesitaba!!
    AW que Cutes :3 yo también quería!!
    Y Amouis? God Necesito un Louis en mi vida...
    Genial el capítulo, lo estaba leyendo en el hospital mientras esperaba por mi prima y estaba sonriendo como una tonta jajaja
    Espero el siguiente Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas seríamos más felices con un Louis en nuestras vidas jajajaja
      Awwwwww thanks!!!

      Eliminar
  3. Poooorfiin Liaaaam y Ron juntos, que bonito!!
    Y la otra parejita tan mona como siempre jejeje ojala fueran reales8)
    Sobre el tema de la nueva fic ya sabes que aqui ya tienes una lectora fiel que te la va a leer desde el minuto uno, asi que tenme en cuenta para twitter jajaja
    Nos vemos en el siguiente, besos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiii :)
      Wiiii chachi!
      Muchisimas gracias, de verdad :D

      Eliminar
  4. Hola Guaposa!!!!
    Me ha dado por llamarte así como en el anterior capítulo jajjajaj, espero que no te importe.
    El capítulo es genial, increíble fcdxgbjkolh buff no tengo palabras para describirlo.
    Yo quiero en mi vida un idiota que me haga reir a cada momento en est vida tan complicada, todo sería más fácil, no crees?? Un Louis o un Niall como en el videoclip de night changes.
    Pero la noticia bomba es que Liam ya se ha decidido a estar con Ron (mucho aplausos y flamencas bailando).
    Bueno me despido ya. Solo te pido una cosa... bueno tres, que no seas muy mala con Louis, que quiero más de Niall porfi porfi porfi y que sigas escribiendo igual de genial que todo este tiempo.
    PD: Seguro que la fics que subes a wattpad va a ser genial y que no seré una de tus lectoras desde siempre pero si hasta el final.
    Un besazo enorme que te quiero y te comía toda entera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no, claro que no em importa! :)
      Lo sería, sí.
      Se ha decidido por fin! Lo que el ha costado! jajajaja
      Lo de Niall no sé si será posible, ya dije que esta fic está centrada en Louis y la verdad es que no tengo muchas ideas para los demás, peeeeero te tengo una noticia: la nueva fic que empezaré a subir será Nouis, o sea que los protas seran Louis y Niall a partes iguales :)
      Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Ayyyy me encanta el capítulo, sobre toooooodo porque Liam y Ron ya están juntos asdfghjkl
    Encima pones a Louis con Amy que son de lo más mono que hay y pues yo ya me muero aunque no me mola nada eso de que pronto se va a ir esa felicidad.
    Otra cosa más, he visto que en wattpad has subido todas las novelas, incluso esta, eso quiere decir que a partir de ahora solo vas a subir a wattpad o tambien vas a subir aquí? Bueno solo eso, creo que ya no tengo nada que decir
    Un beso y espero un capitulo pronto
    PD: me acabo de acordar de algo ESPERO QUE TE HAYA IDO EL CURSO GEEEENIAL yo también he terminado ya ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, todas llevabamos mucho tiempo esperando ese momento ¡hasta yo! jajajajaja
      Ya...bueno, algo tiene que pasar jajajaja
      Las tengo todas en wattpad, pero no, esta la seguiré subiendo aquí y en wattpad, pero ya las neuvas que empiece serán solo en wattpad :)
      Muchas gracias! :D

      Eliminar